CONCLUSIONES DE LA CONFERENCIA DE CONSENSO SOBRE EL TRATAMIENTO CON PROPRANOLOL EN HEMANGIOMAS O ANGIOMAS DE LA INFANCIA

Recientemente se ha publicado en la revista Pediatrics un artículo científico en el que se recogen las conclusiones de una Conferencia de Consenso, sobre el tratamiento de los hemangiomas infantiles con propranolol oral. Dentro de unos días se cumplirá un lustro desde la publicación en Francia de los primero niños tratados exitosamente con este fármaco. Durante estos años se han tratado ya a miles de niños y eso ha permitido obtener una gran experiencia. Las recomendaciones de este artículo se establecen a partir de todas las publicaciones revisadas en las que se acumula un total de 1175 pacientes tratados.
Aunque parezca difícil de creer, todavía no hay ningún fármaco aprobado por la FDA americana (Food and Drug Administration) para el tratamiento de los hemangiomas. Es una realidad que hoy en día el tratamiento de elección es propranolol si bien no está todavía aprobado su uso para esta indicación. En estudios publicados se ha visto que es indudablemente superior en eficacia a los fármacos usados previamente, como los corticoides orales.
No hay consenso unánime sobre el seguimiento y monitorización que debe recomendarse a estos pacientes. En algunos hospitales ingresan uno o dos días a los niños y en otros no lo hacen; a unos les solicitan determinaciones periódicas de la tensión arterial y de los niveles en sangre de glucosa (glucemia) y a otros apenas nada.
Me gustaría resumir brevemente algunas de las conclusiones que llegan los autores de esta conferencia de consenso:
- El tratamiento debe pautarlo preferiblemente un equipo médico con experiencia clínica en hemangiomas y también con experiencia con propranolol.
- Antes de iniciarse el tratamiento debe medirse la tensión arterial y la frecuencia cardiaca y ser valorado por un cardiólogo con experiencia pediátrica. Si se detecta alguna alteración se recomienda también hacer un electrocardiograma.
- Se debe hacer una historia clínica completa ya que hay algunas contraindicaciones para la toma de propranolol: no debe pautarse si el niño tiene bradicardia sinusal, hipotensión, asma bronquial, problemas cardíacos y arritmias.
- La dosis recomendada está entre 1 y 3 mg/Kg. En la mayoría de los casos se indican 2mg/Kg. Como algunos pacientes responden a dosis bajas (como 1mg/Kg) se recomienda ajustar la dosis en cada caso e irla subiendo si hiciera falta.
- La toma de propranolol es mejor que sea 3 veces al día y que entre toma y toma pase un mínimo de 6 horas.
- Se recomienda ingresar a los pacientes al principio del tratamiento si tienen algún problema respiratorio (hemangiomas de la vía aérea) o alteraciones cardíacas o les falta un apoyo familiar claro que no de garantías sobre el cumplimiento del tratamiento. También se recomienda que se ingrese a los niños menores de 8 semanas. El resto de los pacientes no requieren ingreso.
- Se recomienda medir la tensión arterial y la frecuencia cardiaca antes del tratamiento, tras la primera toma (1 y 2 horas después) y siempre que se aumente sustancialmente la dosis de la medicación. Posteriormente no es necesario hacerlo.
- La disminución de la glucosa es un efecto que puede ocasionar propranolol. No se recomienda monitorizarla pero si enseñar a los padres a reconocer los síntomas de una hipoglucemia. También se recomienda que no pasen los niños periodos prolongados de ayunas. Si por una enfermedad puntual el niño no come se aconseja suspender temporalmente propranolol.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cuándo tratar un angioma o hemangioma? ¿Propranolol o corticoides?

¿Qué tiene mi hijo: angioma, hemangioma, angioma plano, angioma cavernoso, mancha en vino de Oporto?