Novedades en el tratamiento de angiomas o hemangiomas infantiles

En el reciente congreso celebrado en Malmö (Suecia), organizado por la Asociación Internacional para el Estudio de las Anomalías Vasculares (ISSVA), se ha centrado mucho la atención en los hemangiomas infantiles. A continuación resumo algunas de las ideas y novedades que me ha parecido interesante destacar en este blog:

- El propranolol se puede considerar ya como tratamiento de primera línea para los hemangiomas. Durante el congreso se han presentado estudios que incluyen numerosos pacientes (series de hasta 250 pacientes) con hemangiomas tratados con betabloqueantes, sobretodo con propranolol, certificándose tanto la seguridad del fármaco como la eficacia clínica que tienen en un alto porcentaje.

- El láser asociado al tratamiento con propranolol acelera un resultado satisfactorio. El tratamiento combinado de propranolol oral o timolol tópico junto con el láser vascular mejora, en muchos casos, los resultados clínicos, de tal forma que se consigue eliminar los hemangiomas más tempranamente y de una forma más completa.

- Existen más betabloqueantes, además del propranolol, en investigación. Especialistas de todo el mundo están investigando el efecto de otros beta-bloqueantes más selectivos, como el nadolol o el acebutolol. Hasta ahora se ha visto que son también eficaces pero no hay suficientes datos que permitan afirmar su superioridad frente al propranolol. También se ha hablado de otros tratamientos novedosos como la administración de captopril, otro fármaco conocido para el tratamiento de la hipertensión arterial que podría tener en el futuro un efecto positivo en el tratamiento de los hemangiomas.

- Estudios presentados en el congreso demuestran que la bradicardia (enlentecimiento del corazón) no supone un efecto secundario importante en los pacientes tratados con propranolol. El estudio más relevante presentado, en el que se incluyeron 300 pacientes en tratamiento con esta medicación, se ha observado que ninguno de los pacientes que presentaron algún episodio de bradicardia esta fue sintomática o requirió algún tipo de tratamiento adicional que obligara a la suspensión de propranolol.

- Algunos pacientes, al suspenderles el tratamiento con propranolol, pueden experimentar de nuevo crecimiento del hemangioma. Este hecho ocurre cuando se suspende tempranamente la medicación. Esa observación se ha visto en diferentes Unidades de Anomalías Vasculares de todo el mundo. Por este motivo se recomienda en general mantener el tratamiento hasta que finalice la fase proliferativa del hemangioma, es decir, hasta los 9-12 meses de vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cuándo tratar un angioma o hemangioma? ¿Propranolol o corticoides?

¿Qué tiene mi hijo: angioma, hemangioma, angioma plano, angioma cavernoso, mancha en vino de Oporto?