viernes, 13 de diciembre de 2013

CÓMO EVITAR Y TRATAR LAS SECUELAS QUE DEJAN LOS ANGIOMAS DE LA INFANCIA

Todavía se sigue arrastrando la hipótesis falsa de que los hemangiomas infantiles desaparecen completamente y por lo tanto no hay que hacer nada. En las publicaciones anglosajonas se recoge esta idea con la expresión “wait and see”. Esta recomendación se sigue viendo escrita por desgracia en numerosos manuales de pediatría de todo el mundo. La realidad es muy distinta. Hoy se sabe que alrededor de un 50% de los hemangiomas dejan secuelas. Como siempre ocurre en medicina, cada caso es diferente: no hay enfermedades sino enfermos. No se puede por lo tanto generalizar ni por un extremo ni por otro: ni todos los hemangiomas dejan secuelas ni todos involucionan o desaparecen completamente. Lo ideal: que cada niño con un hemangioma lo evalúe cuanto antes un experto en la materia.
A continuación enumero algunas de las secuelas que más frecuentemente vemos en la consulta y los tratamientos que disponemos para intentar resolverlas o mejorarlas:


- Aumento del volumen y desfiguración
La aparición de fármacos eficaces en el tratamiento de los hemangiomas, como el propranolol, han conseguido disminuir drásticamente algunas de las secuelas que antes veíamos de los hemangiomas. Un hemangioma sin tratamiento puede crecer considerablemente y expandir la piel donde se encuentra de una manera muy llamativa. Al ir desapareciendo de forma espontánea a lo largo de los años, el hemangioma es sustituido por tejido graso, dejando bultos de diferentes tamaños, con una piel laxa y redundante, ocasionando deformidades muy inestéticas, especialmente cuando se localizan en la cara. Con la toma de este fármaco, al impedir el crecimiento en exceso del hemangioma, se consigue evitar esta secuela. Si el paciente no ha recibido en los primeros meses o año de vida este tratamiento, la cirugía es probablemente la única alternativa terapéutica que nos queda para mejorar el aspecto de estos niños. Una razón más para que todos los hemangiomas se valoren desde las primeras semanas de vida por un experto en la materia. Todavía hoy, por desgracia, acuden a nuestras consultas algunos niños mayores con desfiguraciones notables por no haber sido tratados a tiempo.
- Úlceras y cicatrices
Una complicación que hay que evitar por todos los medios es la ulceración. Invariablemente, toda úlcera deja una cicatriz más o menos visible. Una vez más, el tratamiento con propranolol evita en muchos casos que aparezca esta secuela. Si un hemangioma se ulcera también se puede tratar con el láser colorante pulsado. En la mayoría de los casos se consigue reepitelizar la zona y evitar por tanto que avance, con una o dos sesiones de tratamiento. Una vez que la cicatriz está ya formada se puede plantear tratamiento con láseres específicos para mejorarlas como los láseres fraccionados ablativos o no ablativos. Suelen ser necesarias varias sesiones.
- Vasos sanguíneos residuales
Otra secuela, probablemente la más frecuente de todas, es la presencia de pequeños vasos sanguíneos rojizos o azulados en la piel, con una morfología lineal. Se conocen como telangiectasias residuales. Curiosamente estamos viendo que esta secuela se ve incluso en los niños que se han tratado con propranolol tempranamente. Afortunadamente es la más fácil de solucionar. En estos casos el tratamiento de elección es el láser vascular (láser colorante pulsado o láser Neodimio YAG). Según la profundidad de estos vasos, el color que tengan y la extensión, el número de sesiones que se pueden requerir para eliminarlas varía de un paciente a otro.
- Piel atrófica, amarillenta, de aspecto cicatricial
Finalmente otra secuela frecuente está relacionada con la textura de la piel. Al involucionar o desaparecer un hemangioma la piel puede quedarse con un aspecto atrófico, como en papel de fumar, con una textura irregular y con alteraciones del color, habitualmente adquiriendo una tonalidad amarillenta. El aspecto que queda puede equipararse al de una quemadura. En estos casos están indicados los láseres fraccionados ablativos o no ablativos.
En conclusión, mi mensaje con este post es, una vez más, el de siempre: tratar cuanto antes los hemangiomas. De esta forma evitaremos la mayoría de las secuelas y complicaciones anteriormente mencionadas. Más vale prevenir que curar.



14 comentarios:

  1. Buenas Dr, disculpe mi atrevimiento pero me adelanté y le mande una consulta y unas fotos al correo que usted le indico a otros pacientes.
    Tengo 20 años y a las pocas horas de nacer me apareció una pequeña rojez cerca de mi ojo derecho que fue creciendo hasta llegar al tamaño de una picota, mas o menos, era de color rojo oscuro y quemaba al tacto. Me trataron con corticoides orales e infiltraciones de trigon, estas cesaron al no ver resultados y me dijeron que el "angioma tuberoso benigno" que tenía desaparecería solo. Dado que el angioma estaba muy cerca del ojo y debido a su tamaño, desde pequeña uso gafas de vista. Ahora con 20 años, el angioma es más pequeño que una moneda de 20cnt, de un color bastante parecido a mi piel, con la piel de la parte superior del supuesto angioma como "deprimida" o arrugadita y la parte inferior tiene un pequeño relieve y aquí la piel es "lisa".
    Le escribo porque actualmente ya dudo hasta del diagnostico que me proporcionaron, y me gustaría que usted me aconsejará que tratamiento,cirugía o láser debería seguir, y si me podría recomendar algún dermatólogo en Alicante al que pueda acudir.
    De unos meses para acá, se me inflama el angioma adquiriendo un color rosita por la parte inferior, y si aprieto la piel se produce una secreción sólida de un color blanco. Sin apretar la piel, solo al tacto de la angioma, me duele y el roce con la sabana también me molesta.Desaparece solo al cabo de unos días.
    También me gustaría saber, viendo mi suerte con los dermatólogos, si usted trabaja con Muface Asisa ya que tengo entendido que la clínica Ruber si trabaja con Asisa, pero para mi gozo usted no aparece en mi cuadro médico. Un saludo y gracias por su trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego hay que tenerlo en cuenta. Hay que actuar y ponerse en manos de profesionales, sin duda.
    Le deseo unos felices dias

    Un abrazo
    Pilar

    ResponderEliminar
  3. Estimado Doctor,

    tenemos una hija, ahora de 22 meses, con un angioma mixto indeterminado en la mejilla izda de la cara. Por el rápido crecimiento y aumento del mismo empezó a ser tratada a los 4-5 meses de edad con propanol oral y la verdad es que evolucionó muy favorablemente. A los 16 meses aprox le retiraron el propanolol oral (aunque aun no habia desaparecido totalmente) y empezamos zon crema gel timolol (2 veces al día). Pero en los últimos meses hemos notamos como le ha rebrotado bastante, ya no tanto la parte superficial como la parte del componente profundo, que es la que ahora nos preocupa bastante. Ahora el doctor ha decidido cambiar y le aplicamos propanolol en forma de gel 3 / veces por día.

    Nuestra preocupación es que ahora le notamos mucho más la parte del componente profundo, aun más que la mancha en sí. Es como si apreciaramos al tacto y a la vista una vena/variz prominente azulada/verdosa debajo de la piel.

    ¿cree usted que eso se podrá ir con el propanolol en gel? ¿por qué motivo ha podido rebrotar la parte profunda del hemangioma? ¿desaparecería esto en un futuro con laser?

    Muchisimas grcs de antemano,

    ResponderEliminar
  4. Hola! ! La razón por la que le escribo es porque tengo un hijo con un lunar o hemangioma, el ya tiene 23 años, cuando nació me dijeron que tenía que esperar para tratarlo y a la edad de 9 años empezaron a darle tratamiento con láser pero no hubo mucho cambio y le dejaron de dar como a los 12. Pero hace un año aproximadamente le empezó a crecer y eso me preocupa mucho. Me podría decir con que especialista debo dirigirme para ver si aún se puede hacer algo para evitar el crecimiento. O si es conveniente una cirugía. Por su atención muchas gracias espero me pueda ayudar.

    ResponderEliminar
  5. La lesión de su hijo de 23 años que está creciendo sería conveniente valorarla de nuevo en la consulta. Sin verla no podemos confirmar el diagnóstico. Si le trataron en su día con láser es posible que el diagnóstico más probable sea el de una malformación vascular capilar, también conocida como mancha en vino de Oporto. Estas lesiones mejoran con el láser y a veces, con los años, tienden a empeorar, especialmente a cambiar de color (se tornan más oscuras) y a crecer en superficie (adoptan un aspecto que se describe como "en empedrado"). Le sugiero que le vuelva a ver el especialista que le trató en su día o bien que acude a una Unidad de Anomalías Vasculares, habitualmente dirigida por un dermatólogo.

    ResponderEliminar
  6. He leído su comentario en el que explica la evolución del "angioma mixto indeterminado" en la mejilla izquierda. Supongo que este diagnóstico poco definido se debe a que no está claro del todo el tipo de lesión vascular que tiene. De todas formas, el hecho de que haya respondido inicialmente muy bien al tratamiento con propranolol oral, habla a favor de que se trata de un hemangioma infantil. Está descrito, y es un hecho conocido en la práctica clínica, que los hemangiomas tratados con propranolol oral, al suspenderlo, pueden rebrotar de nuevo. En estos casos habría que valorar, dependiendo de cómo sea ese recrecimiento, si conviene o no retomar de nuevo el tratamiento. Es una decisión a veces difícil de tomar. Sin verle en consulta y sin conocer con exactitud la evolución que ha tenido, es difícil que por este medio pueda darle una orientación precisa sobre su caso en particular. La vena azualda que a veces se ve puede ser una vena de drenaje. Estas habitualmente desaparecen al involucionar la lesión vascular. En caso de que persista puede intentarse su eliminación con láser en un futuro.

    ResponderEliminar
  7. Estimada Pilar, gracias de nuevo por su comentario y felices fiestas también. Es cierto que las secuelas de los hemangiomas hay que tenerlas presentes. Con frecuencia se afirma que no hay que hacer nada con los hemangiomas y esperar su involución espontánea y hoy en día, con los tratamientos que tenemos, hay que tener una actitud terapéutica más activa y tratar de evitar dichas secuelas.

    ResponderEliminar
  8. Dr. Soy la mamá preocupada por su hijo de 23 años., muchas gracias por la respuesta. Le quiero preguntar si un doctor especislista en cirugía vascular y angiólogo puede ayudar en el caso de mi hijo..él me atiende a mi y me dijo que le hiciera un estudio..un US Doppler Duplex usted cree que sea conveniente o es mejor que lo vea un dermatólogo. Nuevamente gracias por su atención. Atte. Lore.

    ResponderEliminar
  9. Sin conocer más datos no puede indicarle si una prueba con eco-doppler es lo más adecuado para la lesión que tiene su hijo de 23 años. Le recomiendo que le valore primero un dermatólogo especializado en anomalías vasculares.

    ResponderEliminar
  10. Estimada Alba, sin ver la lesión que tienes es difícil que pueda darte un consejo concreto. La parte "arrugada" que ves puede ser una secuela de la involución del hemangioma. El color rosado puede ser reflejo de pequeños vasos sanguíneos residuales. Habría que valorar si el tratamiento con láser en tu caso podría mejorar más el aspecto de tu piel. Lo ideal sería valorarte en consulta para confirmar el diagnóstico y darte la mejor recomendación.

    ResponderEliminar
  11. Rosario del Tala provincia de entre rios argentina,
    dr ignacio sanchez carpintero
    Tengo el agrado de dirigirme a Ud. con el fin de comentarle el caso de mi hijo URIARTE ECHAVE, CARLOS de 21 años de edad
    Tiene antecedente de Sme de Down, es portador de cardiopatía congénita compleja, actualmente en estado Einssenmenger en CF III NYHA habitual. Desde marzo de 2011 se encuentra en tratamiento con Bosentan para optimizar síntomas derivados de su hipertensión pulmonar progresiva.
    Con respecto a su Angioma: se encuentra en región occipital, al día de la fecha su tamaño alcanza los 23 cm de diámetro. Vale la pena aclarar que comenzó siendo plano al nacimiento, pero hace aproximadamente 4 años que empezó a crecer, los estudios como Doppler y angioresonancias realizadas, informan que es de tipo venoso y el calibre de los vasos hasta el año pasado era de 1.5cm de diámetro. Hemos realizado interconsultas con especialistas en Angiomas, pero sin respuestas satisfactorias, ya que por ser Gigante refieren que para poder extraerlo, requeriría una intervención quirúrgica con anestesia y mi hijo por su cardiopatia tiene altos riesgos si se expone a la anestesia general.
    de ser posible y si UD quisiera y fuera factible enviarnos su correo por el cual le enviaríamos las fotos de dicha lesión para saber su opinión


    Sin más y a la espera de su respuesta.

    Lo Saludamos Muy Atte

    Carlos Uriarte y Mirta Echave.

    ResponderEliminar
  12. Realmente el caso de su hijo Carlos es complejo, sobretodo por la cardiopatía que tiene. La lesión vascular del cuello parece que se corresponde con una malformación vascular de tipo venoso. Estos casos son difíciles de operar pero se puede valorar algún tratamiento del tipo endoláser vascular, embolizaciones o escleroterapia. Si lo desea puede mandarnos alguna foto clínica al correo info@ricardoruiz.es para evaluar con un poco más de detalle su caso y tratar de darle alguna recomendación.

    ResponderEliminar
  13. Hola!!! Tengo un niño de 3 meses al que le apareció un hemangioma tipo fresa a los 20 días aproximadamente cerca del ojo derecho. He acudido al dermatólogo y me ha dicho que la lesión a día de hoy es únicamente superficial. Me ha mandado volver dentro de un mes para ver au evolución. El tratamiento que me ha propuesto es el láser pero me da miedo siendo el nene tan pequeñito porque me ha dicho que le saldrá un cardenal bastante grande y se le inflamara mucho la zona durante por lo menos un mes. Me gustaría saber cual seria su recomendación. Los angiomas de fresa desaparecen con el tiempo? Con cuanto tiempo? No existe ningún tratamiento tipo cremas o algo así??? Muchas gracias!!!!

    ResponderEliminar
  14. Los hemangimoas superficiales se puede tratar efectivamente con láser. A algunos pacientes, antes les proponemos tratamiento tópico con timolol. Sin ver la lesión de su hijo no puedo darle recomendaciones por este medio. Hay que individualizar cada tratamiento. De todas formas, el láser es en general un método muy seguro en manos expertas. El hematoma o inflamación tras su aplicación suelen durar de 7-10 días.

    ResponderEliminar