¿POR QUÉ NO SE DEBE UTILIZAR EL TÉRMINO ANGIOMA PLANO PARA DESIGNAR A LA MANCHA EN VINO DE OPORTO?

Siempre, pero en medicina de una manera especial, debemos ser rigurosos y llamar a las cosas por su nombre. El motivo principal, al margen de lo puramente académico y técnico, es ayudar a entender a los padres qué tipo de lesión padece su hijo y qué pronóstico y tratamiento tiene. ¡Cuántas veces vienen a la consulta pidiendo una segunda opinión pensando que la lesión va a desaparecer porque les han dicho que es un "angioma" o un "angioma plano", cuando en realidad lo que tiene es una malformación vascular capilar, conocida también con el nombre de mancha en vino de Oporto, lesión que nunca desaparece salvo que la trates con láser!
A lo largo de los post escritos en este blog se puede ver claramente el esfuerzo en distinguir los dos principales tipos de lesiones vasculares: los hemangiomas infantiles y las malformaciones vasculares. Dentro de estas últimas, según el tipo de vaso sanguíneo que las formen, podemos encontrar las malformaciones capilares, las venosas y las arterio-venosas. El problema surge cuando se utiliza erróneamente el término "angioma plano" para llamar a la mancha en vino de Oporto o malformación vascular capilar. ¿Por qué es un término confuso y erróneo? Porque la mancha en vino de Oporto ni es angioma (no crece, no es tumor) ni es necesariamente plana. Ciertamente la mayoría no tienen relieve, especialmente en los primeros años de vida, pero se ha calculado que en torno a un 10% de los casos se produce un engrosamiento de la lesión con el paso del tiempo. Como ocurre con todas las malformaciones vasculares se suelen observar cambios en su aspecto con los años. ¿Qué cambios podemos ver en la mancha en vino de Oporto?:
  • Aparición de puntos sobreelevados de tonalidad rojo-vinosa, planos o ligeramente elevados, de pocos milímetros de diámetro.
  • Engrosamiento de la piel donde asienta la lesión vascular, apreciándose una textura irregular cada vez es más evidente. A este fenómeno se le conoce con el nombre "empedrado" (cobblestone pattern), similar al adoquinado que se puede ver en las calles de algunas ciudades. 
  • Intensificación global del color de la mancha hacia un tono más azulado-violáceo.
Todos estos cambios contribuyen al término de mancha en vino de Oporto hipertrófica. A veces no solo se ve afectada la piel sino también los tejidos subyacentes. Por ejemplo, puede notarse cierto grado de asimetría facial como consecuencia de un crecimiento óseo (de la mandíbula por ejemplo). Estas alteraciones contribuyen a veces a que el paciente tenga que recurrir a tratamientos de ortodoncia, en estrecha colaboración con un equipo de cirugía máxilofacial. El labio también se afecta con relativa frecuencia, adquiriendo un volumen y unas dimensiones que acaban requiriendo un tratamiento quirúrgico.
En resumen, aunque sea alrededor de un 10% los pacientes que tienen estas complicaciones descritas, no debe aplicarse el término plano a las manchas en vino de Oporto por todo lo expuesto con anterioridad. Tampoco debe usarse el término angioma ya que este se usa más para designar a los hemangiomas infantiles, antiguamente conocidos también como angiomas en fresa. El tratamiento es completamente diferente en cada caso: el nombre si importa.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cuándo tratar un angioma o hemangioma? ¿Propranolol o corticoides?

¿Qué tiene mi hijo: angioma, hemangioma, angioma plano, angioma cavernoso, mancha en vino de Oporto?