¿LOS ANGIOMAS SANGRAN?

¡Cuántas veces en la consulta los padres preguntan por este aspecto!. Por desgracia, la falta de conocimiento acerca de la naturaleza y curso de los hemangiomas infantiles o de las manchas en vino de Oporto lleva a alertar de forma innecesaria a los padres sobre el riesgo de sangrado y el peligro que ello conlleva. Frases como “si se da un golpe y sangra deberá ir lo más rápido posible a urgencias” se oyen por desgracia sin fundamento alguno en la mayoría de los casos. 

Hay que distinguir cada tipo de lesión vascular y el riesgo de sangrado en cada una:
  • Hemangiomas infantiles. En los cientos de pacientes que he visto con hemangiomas nunca un paciente ha tenido que ir a urgencias por este motivo. Es cierto que pueden sangrar si se ulceran pero ese sangrado es crónico y nunca se manifiesta como una hemorragia intensa. Aunque no sea una urgencia, estos casos deben tratarse porque la consecuencia puede ser la aparición de una anemia. Además, un hemangioma ulcerado suele ser doloroso, especialmente si se localiza en la mucosa oral o en la zona del pañal. ¿Qué ocurre si se da un golpe justo en el hemangioma? Si hay una herida externa esta puede sangrar como una herida normal o quizás algo más. Aplicando una gasita con un poco de presión durante cinco minutos suele ser más que suficiente para que ceda el problema. 
  • Mancha en vino de Oporto. Estas lesiones no sangran habitualmente. Solo cuando aparece un bultito rojo en su interior -lesión conocida con el nombre de granuloma piógeno-, puede sangrar de manera llamativa. Aquí el sangrado puede ser muy aparatoso y puede tardar más tiempo en ceder pero se puede conseguir su control con la misma técnica mencionada en el caso de los hemangiomas. En estos casos se aconseja pedir consulta lo antes posible para tratarlo. El tratamiento suele ser la extirpación de la lesión, su cauterización o la aplicación del láser, según cada caso. 
  • Malformaciones arterio-venosas. En este tipo de malformación, muy poco frecuente, si que puede ser una urgencia la aparición de sangrado. Ello es debido a que la malformación tiene vasos sanguíneos de alto flujo (arterias). En los estadios iniciales de la enfermedad, en donde la piel está íntegra, esta complicación no se observa. Sin embargo, en estadios más avanzados, donde habitualmente la piel está ulcerada, si que puede producirse una hemorragia importante. Antes de llegar a estas situaciones los pacientes con estas lesiones suelen recibir tratamiento mediante embolizaciones y cuando es posible también con cirugía. 

En resumen, sólo las malformaciones arterio-venosas pueden ser peligrosas para la salud en determinados casos. Los hemangiomas infantiles no deben ser motivo de preocupación en este aspecto. 


Comentarios

  1. me llamo jose enrique tengo un lunar,que me cubre la mitad de mi rostro,es un hemangioma plano,toda mi vida,he anelado quitarmelo,realmente soy muy pobre, por vivo casi toda mi vida acomplejado,y escondiendome,porque siempre me preguntan si tuve un accidente o me raspe el rostro,y eso hace que me sienta fatal,que que me sugiere doctor que puedo hacer

    ResponderEliminar
  2. Estimado José Enrique, la lesión de la cara probablemente corresponda con una malformación vascular capilar conocida también con el nombre de mancha en vino de Oporto. Este tipo de lesiones se tratan con láseres. Suelen necesitar muchas sesiones y se puede lograr aclararlas sustancialmente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Cuándo tratar un angioma o hemangioma? ¿Propranolol o corticoides?

¿Qué tiene mi hijo: angioma, hemangioma, angioma plano, angioma cavernoso, mancha en vino de Oporto?