¿Son peligrosos los angiomas cerca del ojo?


Los hemangiomas infantiles en la zona periocular deben controlarse siempre de forma muy estrecha. El viejo axioma aplicado a los angiomas de “esperar y ver” que “la mayoría desaparecen solos” no es cierto. Un crecimiento rápido puede llegar a ocasionar secuelas irreversibles o necesitadas de cirugías complejas.

La mayoría de los hemangiomas aparecen a los pocos días de nacer. Algunos de ellos pueden crecer de forma muy llamativa en los primeros meses de vida. Por este motivo hay que actuar de forma temprana e inmediata. Recuerdo el caso de una niña que vino a la consulta hace unos años con un hemangioma en el párpado a la edad de 3 meses. Le habían recomendado volver a la consulta a los 6 meses. Si la madre hubiese actuado así, ciertamente que la madre habría acudido a la consulta con su hija pero habría vuelto sin la visión en ese ojo. Duro pero real. Se sabe que a estas edades una falta del estímulo visual en un ojo durante dos semanas puede llegar a producir una ceguera permanente. El tratamiento es por tanto esencial y cuanto antes mejor. Gracias a una medicación bien conocida en la actualidad (propranolol) no solo se salvó el ojo sino que el hemangioma desapareció de forma completa en unos meses. Hoy es una niña preciosa que nadie nota nada anormal en su cara.

Recientemente, este mes de mayo, se ha publicado en Pediatric Dermatology una revisión muy interesante sobre los factores de riesgo de los hemangiomas perioculares en niños tratados en un hospital de Chicago. Las principales secuelas que pueden aparecer son caída del párpado (ptosis), errores de refracción, estrabismo, salida hacia el exterior del globo ocular (exoftalmo) y ambliopía. En esta revisión, que incluyen a casi 100 pacientes, observan que los hemangiomas de más de 1 cm, con afectación profunda y localizados en el párpado superior del ojo se asocian de una forma más llamativa con astigmatismo y ambliopía. Sin embargo los hemangiomas de la zona del canto interno del ojo o aquellos situados en el párpado inferior tienen un menor riesgo de estas complicaciones.

En resumen: un hemangioma alrededor del ojo necesita una valoración por dermatología y oftalmología lo más rápida posible. Un tratamiento temprano puede evitar tener que lamentar secuelas irreversibles o de difícil solución.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué tiene mi hijo: angioma, hemangioma, angioma plano, angioma cavernoso, mancha en vino de Oporto?

¿Cuándo tratar un angioma o hemangioma? ¿Propranolol o corticoides?

TRATAR ANGIOMAS CON UNA CREMA: ¿ES EFICAZ?