LA MANCHA SALMÓN O PICADURA DE CIGÜEÑA

Últimamente estoy viendo en la consulta a más niños con un tipo de lesión vascular peculiar conocida como mancha salmón (en ingles stork bite). También se le conoce vulgarmente (y más gráficamente) con el nombre de picadura de cigüeña. Me ha parecido interesante escribir este post para aclarar dudas frecuentes que se plantean muchos padres en relación con esta entidad.
¿Qué es una mancha salmón?
La mancha salmón se clasifica dentro de la categoría de las malformaciones vasculares. Estas, por definición, están presentes desde el nacimiento (aunque pueden manifestarse tardíamente, en la edad adulta incluso) y no desaparecen de manera espontánea. La mancha salmón es cierto que está presente desde el nacimiento pero, a diferencia del resto de las malformaciones, tiende a desaparecer de manera espontánea. Tiene en este sentido un cierto parecido con los hemangiomas de la infancia, que también tienden a desaparecer.
¿Por qué se forman?

No se conoce exactamente cómo se originan. Se cree que es debido a una falta de maduración de los esfínteres capilares. A medida que el niño crece estos esfínteres se hacen competentes y llegan a regular de forma adecuada el flujo entre los capilares, normalizándose el color de la piel.
¿Cómo reconocer una mancha salmón?
Clínicamente son todas muy parecidas. Se aprecian como una mancha plana, sin volumen, de tonalidad rosada o rojiza en la zona del entrecejo o en la línea media de la frente, párpados superiores, labio superior y nuca. No siempre aparecen en todas estas localizaciones. Algunos pacientes tienen la mancha solo en el entrecejo y en otros casos puede ser más extensa, observándose en todas las zonas mencionadas. Es típico observar en algunos casos una forma en “V” en la zona central de la frente. En determinadas circunstancias, como por ejemplo cuando el niño llora o durante cambios de temperatura, el color de la mancha se intensifica.
A pesar de ser una lesión vascular no hay riesgo de sangrado ni se asocia a ninguna complicación importante. Puede haber dudas diagnósticas en algunos casos y confundirse con una mancha en vino de Oporto. También puede parecerse en las primeras semanas de vida y llegar a confundirse con un hemangioma infantil en fase inicial. Si hay dudas diagnósticas conviene que le vea un experto en anomalías vasculares de la infancia.
¿Hay que tratar la mancha salmón?
La mancha salmón es muy frecuente. En el 90% de los casos desaparece espontáneamente antes de los 3 años de edad. Por este motivo son raros los casos en los que es necesario tratarlas. En caso de persistir la mancha a esta edad el tratamiento de elección es el láser colorante pulsado. Los resultados tras este tratamiento son muy buenos en general. Habitualmente bastan pocas sesiones (de 1 a 3) para eliminarla completamente. Este láser es muy seguro en la edad pediátrica, especialmente si lo aplica un experto en la materia. Si la lesión es extensa o está en una zona delicada, como por ejemplo en los párpados, puede ser conveniente realizar el procedimiento con anestesia (sedación).
¿Qué son las manchas rojas de la nuca?
Un último apunte. La mancha salmón puede verse también en la nuca, bien como única manifestación o en combinación con las lesiones de la frente y de los párpados. Cuando aparece en la nuca no suele desaparecer nunca. No merece la pena tratarla con láser ya que siempre queda oculta por el pelo.
En resumen, la mancha salmón es una alteración vascular benigna con una evolución muy buena, con tendencia a desaparecer espontáneamente antes de los 3 años de vida (excepto en la nuca). Si a partir de entonces persiste se puede plantear tratamiento con láser, un tratamiento con resultados clínicos excelentes.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cuándo tratar un angioma o hemangioma? ¿Propranolol o corticoides?

¿Qué tiene mi hijo: angioma, hemangioma, angioma plano, angioma cavernoso, mancha en vino de Oporto?